El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



jueves, 12 de enero de 2017

De entre las ramas del abeto

Echo mucho de menos entrar aquí y escribir y quedarme ratos a escuchar/leer lo que hay tras otros espacios en los que escribís. Pero como imagináis el tiempo es justo y no se puede deshacer más de lo que es. Y vivir es importante, quizá más que quedarse con pensamientos

Mientras... estamos dejando atrás el tiempo de Navidad, y todo lo que ha ido cediendo a su paso... Resumo estos momentos en cenas y comidas con personas que hace tiempo que no ves, con luces de velas encendidas y atardeceres invernales,... y también con quienes están más presentes en el día a día...Incluyo en este espacio de la vida... esas tazas de chocolate que acompañan a lecturas y películas...Además, de forma especial, para mí, se convierte en un tiempo en el que meditar, soñar, imaginar... pensar en eso que va pasando y llamamos momento  presente...redescubrir qué es lo que quiero hacer con ese espacio de tiempo que se nos regala...y también lo que puedo...escribo dejando pensamientos volar para luego explorar sobre ellos, y compartir palabras que se envían lejos...a veces muy lejos...

Me gusta mucho disfrutar estos instantes  para  que luego finalicen, casi, con la llegada de aquellos Reyes Magos de Oriente que dejan regalos por entre las ramas del abeto...

Estamos en un momento del mundo en el que las cosas parecen imprescindibles. De manera que este año, he sido fan de regalar "lo invisible". Aquello que no vemos que queremos hacer o aquel lugar al que nunca vas, porque "ya tendrás tiempo"...Ya que al final...lo que realmente importa es regalar momentos a quienes queremos. (Me he recordado  a  la serie The Middle, que en uno de sus capítulos se regalan cupones de abrazos, masajes, etc...pero quiero decir algo más que eso).

Foto hecha en casa. La madera
que bajo el libro,
pertenece al escritorio donde
suelo escribir últimamente.
Sin embargo, a pesar de que estos han sido los "regalos" protagonistas de estas navidades, siempre hay algún detalle que alegra el corazón. En este caso son los libros que nos esperarán este y otros años a ser leídos. También es una forma de regalar "tiempo"...para conocer otros personajes, otras formas de escribir, etc.

Empiezo por el libro que más necesidad tenemos, el "Libro de la Madera",  de Lars Mytting. Este es un libro que he regalado, pero que está cerca, y es todo un aprendizaje sobre cómo hacer un buen fuego y cómo cortar la leña. Ahora que hay chimenea en casa, viene muy bien saber, cómo apilar la leña, cómo utilizar el fuego para hacer que se consuma más lentamente, etc. Es mucho más de lo que digo, ya que el escritor se permite visitar a aquellas personas más longevas de Noruega, e investiga qué es para ellos la madera...pero no quiero adelantar acontecimiento, tengo que leérmelo para contar más sobre él. Se merece toda una entrada...Llama la atención las imágenes tan reales y que a veces me transportan a otra época. Más parece que han sido sacadas del siglo pasado. El libro ya en sí, es precioso. Han cuidado la imagen y las letras en la portada. Pesa bastante para sacarlo de casa, por lo que se quedará...y así aprenderemos a hacer un buen fuego y que sea lo menos contaminante posible.
Otro libro que me ha llegado es "Tocar el piano". En casa tenemos uno y hay quién sabe tocarlo, pero...falta ese tiempo de práctica.  El pianista que habla en este libro, te anima a seguir tocando...a no olvidar que con poco tiempo, puedes conseguir mucho más.

Sylvia Plath ha venido en forma de diario. Por sí mismo, es muy agradable al tacto y viene provisto de unas imágenes que no había visto nunca de Sylvia. Termina un 4 de julio de 1962, unos meses antes de su muerte. Es un gran libro,...grande y pesado, que también será de los que se queden en casa. Su lectura, estoy segura que será lenta y que tendrá otros libros que lo persigan entre medias. Sin embargo, tengo preparado desde hace tiempo, una entrada que escribo poco a poco sobre ella, y alguno de sus libros y poemas...Siempre me ha cautivado su vida, y por qué decidió terminar con ella. Dicen que no era su intención real, que era una llamada de atención. Bueno, nunca lo sabremos del todo. Pero nos ha dejado mucho que leer, y me entusiasma que en su tumba se dejen bolígrafos o lápices...una forma preciosa de recordarla.

Mientras he ido terminando de escribir, el cielo se ha ido tornando gris, y parece que el día se apaga, sin embargo, un petirrojo se asoma para contarme que la belleza del momento presente es única...que no hay nada como vivir lo que nos rodea, como si fuera la última vez. Os deseo todo lo mejor para este 2017...que seguro vendrá cargados de de oportunidades y sueños nuevos...
Por cierto...¿sois de los quitáis adornos al terminar navidad o aún os persiguen por casa? En mi caso, aún los tengo. Espero a la fiesta sueca, Knut, para quitarlos...siempre me da algo de nostalgia hacerlo.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Feliz Navidad...

Escribo para felicitar a todas las personas que suelen pasear por aquí...y a las que no también...Que tengáis una muy Feliz Navidad, repleta de esos buenos momentos que nos hacen observar la vida de otro modo...quizá más sencillo, dentro del elenco de opciones que tenemos de vivir este tiempo, existe ese en el que uno/a se dedique a mirar lo que le rodea...y abrazarlo...desde una mirada diferente...desde una Luz distinta.

Y durante este tiempo... a parte de otras cosas y vidas...¿qué leemos? Para mí es el tiempo de los cuentos...de las tazas de chocolate, de los dulces especiales para esta época...del té de Navidad que a veces, viene de muy lejos...esta vez de New York y de parte de unas personas muy especiales...

Me encantan las postales de Ferrándiz
Es el tiempo de "La Reina de las Nieves"...con sus capítulos maravillosos como el del cristal embrujado, que según cuenta la leyenda, se rompió en miles de pedazos minúsculos y cuando entra en los ojos de alguna persona, hace que vea todo de otro modo...resalta más las desgracias, los obstáculos, las imperfecciones,...antes que la belleza que nos rodean como: los atardeceres, los gestos generosos, las risas de los niñ@s, etc. 
También de Dickens y sus fantasmas que nos hacen recordar por qué estamos aquí y que quizá algún año no estemos, o no estén quienes más queremos...

Y muchos más cuentos, y películas en las que me sumerjo y parece que he pasado a otro siglo viajando a otras épocas de Navidad...algunas de estas historias... las repito por estas fechas, porque se hacen más presentes cuando se leen bajo una luz invernal. Cada quien tiene las suyas...porque de algún modo parece que forman parte de ti.

No me entretengo mucho más...Os deseo todo lo bueno que hay en este mundo y que la paz os persiga...que lo importante no es lo que la vida nos ofrece, sino lo que aportamos...

Estamos aquí para vivir momentos  repletos de aventuras y oportunidades,...¿nos atreveremos a vivirlas?

                             +++++ Feliz Navidad+++++

Me pasaré sin falta por los blogs, poco a poco, porque os leo en silencio y sin poder comentar...

viernes, 16 de diciembre de 2016

Lady Susan, de Jane Austen

¿Quién era la Lady Susan de Jane Austen? Un libro que tenía en casa, pero que había pasado desapercibido bajo otros libros de la escritora. Cuando apareció la película bajo el título de "Amor y Amistad", no dudé en comenzar la lectura...y mi sorpresa ha sido grande. Siempre he pensado que Jane Austen tenía una forma muy especial de contar lo que le rodeaba y un conocimiento profundo del ser humano. Podríamos decir que desmenuza los rasgos de personalidad de una  forma única. Es como si hubiera venido de otro tiempo de la historia...y está muy por encima de todo lo que sucede, sin llegar a influirle.
Lady Susan es una mujer atractiva  y viuda, que fue casada muy joven con un hombre al que no amaba,  pero que era rico,  y que es madre de una hija adolescente, a la que quiere casada con otro hombre rico y estúpido. Es una mujer que también goza de inteligencia, y que sabe como manipular de forma agradable y sin que casi te des cuenta, a todos los que la rodean. Es Mary Crawford de Mansfield Park, con distintas opciones. No quiero desvelar mucho más, porque hay mucho más a pesar de lo corto que es libro. Es a través de cartas, pero describe de maravilla cada encuentro y desencuentro.

Me resulta curiosa la cantidad de madres que nos presenta Jane Austen a lo largo de sus libros. Desde luego, Lady Susan, junto a la Sra Bennett resultan de lo más peculiares e interesantes.

He disfrutado del libro,...me he transportado a la época georgiana y a una Jane Austen muy joven que quizá pensó que este libro solo sería para deleite de la familia. No quiso que se publicara y hasta 1871, no vio la luz. Pasó casi un siglo desde que fue escrito hasta que se hizo público. Leyéndolo y conociendo un poco a Austen, puedo entender por qué lo hizo.

La película llamada Amor y Amistad, es preciosa y me ha dado pena que durase tan poco tiempo en cartelera. Creo que aún esta, pero en muy pocos cines. ¡¡Cuántas veces se tiene el placer de ir al cine y disfrutar de una película de Jane Austen!! Y en este caso...todo un estreno, no una sobre adaptación.  Es cierto que hay algunos cambios...pero creo que el director ha cuidado mucho tanto el libro, como a la autora, dejando también su propia visión del mismo. Creo recordar, después de leer algo en la prensa, que ha tardado mucho en escribir el guión y en elegir muy bien quién haría cada papel. La película fue rodada en Irlanda, por el bajo presupuesto, pero no dudó en que el vestuario fuera de lo mejorcito. Merece mucho la pena verla.

Hay personajes maravillosos, como el pretendiente rico de la hija y también de la madre, la amiga fiel,...y la propia Lady Susan, a quien la debo miles de sonrisas espontáneas. Me gusta mucho observar como Jane Austen rescata la amistad entre mujeres antes que la competencia. Es decir...Lady Susan puede resultar en ocasiones odiosa, pero disfruta mucho de una amiga a la que quiere y la confía todo lo que siente, por muy incomprensible y escandaloso que pudiera parecer. Ambas se quieren y respetan y es una forma muy interesante de sobrevivir en un mundo de hombres. Lady Susan no es mala, sino que utiliza las herramientas de las que posee para poder obtener aquello que cree necesitar en la vida. Juega con todos y sabe muy bien cómo manejar a los hombres. Jane Austen no entra en juicios de valor, pero si que de algún modo "castiga" estos hechos, y busca el amor sincero entre las personas, mucho más que aquél que surge de la necesidad.

Resultado de imagen de jane austen birthdayUn día como hoy, en que hace ya mucho tiempo que Jane Austen nació, no me queda más que brindar con ella con un rico desayuno, y rememorar sus libros,... la huella que ha dejado en el mundo.  Hace un año que organicé un club de lectura solo de libros de Jane Austen...pero no siempre podemos reunirnos y vamos muy poco a poco. De momento llevamos tres libros leídos, y ahora estamos con "Sentido y Sensibilidad", sin embargo, creo que es necesario añadir a Lady Susan,...una mujer como ella no pasa desapercibida...

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Maud


Imagen relacionadaUn día como hoy, hace ya muchas lunas...nació una escritora que dio vida a personajes que de algún modo, han formado parte de mi vida. ¿No os sucede con algunos libros, que los personajes son quienes cobran vida propia y se ausentan del libro para formar parte de tu día a día?
Maud Montgomery consiguió algo similar con su Anne. Incorporé frases que ahora ya traduzco como "esto es muy Anne Green Gables"...pero lo mejor, y lo más divertido, fue cuando mi entendimiento de trece años, hace ya un tiempo, acompañada de mi madre,... imaginábamos como sería esa Isla del Príncipe Eduardo que en un principio, pensábamos que era ficticia. Esos momentos que se generan en la vida real, en ese instante de tu existencia hacen que  esté marcado por esa lectura.

Hace algunos años tuve la suerte de poder cerciorarme por mí misma que la IPE, existía. Qué allí nació Maud, el último día de Noviembre, en una casa pequeña en un paraje espectacular.


Resultado de imagen de maud montgomery
Casa de Maud, aquí nació. Foto de internet
Es curioso,... como a pesar del tiempo, los libros de Maud me siguen pareciendo apetecibles, y de cuando en cuando recurro a ellos. Aún me quedan más lecturas de esta escritora por hacer, y me gusta que sea así...es como tener algo nuevo de alguien que ya no está aquí de la misma forma y que te invita a pasar a su creación.

No me queda más que agradecer a Maud el tiempo de entrega a escribir y ese acto tan generoso de compartir lectura. Por aquél entonces, no creo que supiera el alcance que supondría lo que ella escribía...las palabras que se le escapaban en esas hojas de otoño...y del resto de estaciones. Es cierto que posteriormente fue la forma de sustentar a su familia, ya que su marido cayó enfermo y la mayor parte de los ingresos provenían de sus libros.

El pasado año vi que ponían un doodle de Anne, en el cumpleaños de Maud. Me entristece ver que España no formó parte de ese Doodle. Aún no sé quien decide estas cosas. También ayer nos perdimos el de Louise Marie Alcott. Una pena...

Imagen relacionada
Esta entrada es breve, es un pensamiento, o mejor un pequeño agradecimiento a una mujer que supo ver en lo sencillo una gran aventura...Desde los personajes más pequeños, transmitía la importancia de vivir intensamente cada instante de la vida...
Hoy "robo" una de sus frases de uno de sus personajes, de Anne, que más o menos dice así..."el mañana siempre es nuevo, esta limpio de errores"...es la sensación de que siempre se puede comenzar de nuevo...estés donde estés. Gracias, Maud, por existir y crear.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Jane, el zorro & yo...(y el neoliberalismo)

Me topé varias veces con este libro y fue un regalo que recibí con mucha alegría.  Es un libro que hace referencia al acoso escolar, que tan de moda está hoy en día. Esa falta de empatía que hay en la sociedad y que tanto se revierte en los medios de comunicación. Hoy en día nos sorprende que haya acoso, pero...¿no es lo que por otro lado se vende? ¿No se elige una sociedad en el que se compita y exista un único modelo a seguir?  A la vista está que el miedo invade nuestras vidas, y que buscamos "refugios" que creemos seguros y que están muy lejos de serlo. No quiero decir que siempre suceda esto. Hoy en día, y si miramos hacia atrás  en el tiempo, creo que estamos viviendo una época en la  que somos más solidarios (o esa solidaridad se hace más visible). Sin embargo, también existe la contraposición de vivir alejados de lo que nos rodea, de las miserias humanas. Encendemos el televisor y nos dan pena las noticias sobre las catastofres que hay en el mundo, pero al rato nos estamos riendo de que un gato sabe bailar, o que "fulanito/a" se equivocó al hablar en su discurso. Si nos vamos a los programas y anuncios,   se observa un menosprecio visible a todo lo que no se adapte a unas tallas o a un determinado estilo,...en fin...


Imagen relacionadaY también esto resulta normal, ya que el ser humano necesita buscar alegrías dentro del sufrimiento. El problema es...¿qué es lo que nos alegra?

Lo que quiero decir es que realmente una persona no es libre cuando su entorno no le  ofrece la posibilidad de ser una misma. De pensar diferente. Y también aquí cada persona, tiene parte de responsabilidad.

Es un poco como sucede con con la manera de vivir...¿Es posible vivir de otro modo? ¿Sólo existe el capitalismo para vivir dignamente? ¿O la dignidad está asociada a un mal uso del consumo? Esto me hace pensar en una entrevista que vi esta primavera, y que hoy en día se entrecruza con lo que sucede hoy en día. Naomí Kleim, habla de las energías renovables, relacionandolas con el neoliberalismo, el capitalismo,...formas de vivir de otro distintas...un poco lo que el bullying nos hace recordar es eso...la inadaptación de personas es un recuerdo al sistema impuesto...no hay un único pensamiento. Somos muchos los seres humanos y buscamos respuestas diferentes...no hay una sola solución a los problemas...y algunas propuestas resultan muy interesantes...¿Dejaremos abordar otras alternativas, o nos invadirá la manera de vivir de algunas personas que crecen de forma exitosa? ¿Qué es el éxito para cada una/uno de nosotr@s?

Resultado de imagen de jane el zorro y yoVolviendo a Jane y al zorro...y a una misma...El libro me atrapó porque vi que la protagonista de nuestra historia,...una niña que ha dejado de ser amiga de la líder del grupo,  se refugiaba en un libro. Ese libro, no es ni más ni menos que "Jane Eyre", por lo que nuestra niña se siente muy identificada con la infancia de esta otra y lo valiente que es al exponer su propia personalidad en público, no temiendo las consecuencias. Aunque la autora nos recuerda más otros momentos trágicos de la vida del personaje de Jane Eyre.

El libro y las ilustraciones así...a primera vista, son maravillosas. Nos podemos quedar dentro de cada dibujo. Pero...si...tengo un "PERO" grande. Me gusta mucho el inicio cómo plantea la autora del libro la situación de la menor que se siente alejada de todo lo que la rodea.

Que le gustaría ser parte del grupo y estar admitida.... Y el refugio que encuentra en la lectura es precioso, ya que muchas personas, nos podemos haber sentido así en alguna ocasión. Sin embargo, cuidado...puede que sea SOPOILER....nuestra niña se sumerge en una tristeza muy grande y cerca de la depresión y anorexia. La madre es aquella mujer en la que no nos quisiéramos parecer, ya que está todo el tiempo trabajando de sol a sol, muy dedicada al trabajo de casa y de fuera de la misma como costurera. Sus dos hermanos resultan insoportables y no hacen referencia a ningún padre. La forma de resurgir de las cenizas es encontrándose con una chica que llega nueva al grupo de moda, y que decide no seguir la corriente con aquello que no esté de acuerdo. De manera que como una heroína, se junta con las chicas "raras" del grupo.
Resultado de imagen de jane el zorro y yoSiento todo esto, ya que esperaba una reacción más resiliente. Que la menor, encontrara la forma de salir adelante, por su puesto, con las personas de su entorno, pero no buscando a una "salvadora", sino... ella misma, a través de esa lectura, sentir que se convierte en una chica nueva, que tiene refugios seguros, y que poco a poco esa forma de pensar, va cambiando su forma de ser...y eso, se nota, y es un cambio real que se exterioriza.

Y me diréis, ¿qué pasa con el zorro? Pues es un detalle casi insignificante en el libro, y sirve de vinculo, o eso parece, hasta que los comentarios de aquellas chicas que ya no son sus amigas, la hacen ver que es diferente de una forma un tanto desagradable. Hay frases realmente duras y fuertes, que creo que llegan a pensar, que no es un libro para niñas/os. También...y esto es curioso...da la sensación de que es un libro muy de niñas...no hay chicos. Y si están son para fomentar el insulto, o son niños insoportables (como sus hermanos). ¿No se puede tener un mejor amigo fuera de la escuela? ¿Un niño no puede también sufrir bullying, y ser de los marginados? ¿O ser un mejor amigo para la protagonista?

Creo que el libro tenía potencial, pero se queda en una solución tan efímera, tan incontrolable...que me parece triste. No sé, si tenéis la oportunidad de leerlo, sería bonito compartir otras reflexiones y puntos de vista. Estoy convencida de que una experiencia así, tiene que servir más de aprendizaje que de victimización. Se aprende mucho de ser diferente y después con el tiempo...es bonito contemplar las personas tan maravillosas en las que se pueden convertir aquellas personitas que pensaban de un modo distinto al que la sociedad plantea.


Lo mejor del libro son las ilustraciones y la idea de que la lectura sea un refugio para almas diferentes. Sin embargo, me quedo con una Anne de Green Gables, cuando pienso en personas que sufren bullying. Ayudar a desarrollar una personalidad interior fuerte, es de lo que se trata...me parece mucho más resiliente, más positivo que esta lectura,..

Me gustan los días como hoy...en los que sale el sol, después de la lluvia y se respira un algo especial. Los lunes que puedo pasar tiempo en casa, lo agradezco, son como un arco iris...en tonos ocres de mi querido Otoño.
Las fotos son mías, menos las de las ilustraciones que son de internet.

lunes, 24 de octubre de 2016

Kathleen, Christopher Morley

Hacía tiempo que no me reía a carcajadas con un libro. Me encontré con Kathleen hace unas semanas, y no dudé en que me acompañara. En principio fue un regalo para mi compañero de viaje, pero luego se convirtió en una lectura conjunta. Quizá por eso fue una lectura aún más divertida.

Christopher Morley te lleva al Oxford de antes de la Primera Guerra Mundial. Aún el mundo estaba viviendo como si nada fuera a perturbar su paz. Me ayudó mucho a entender cómo vivían los estudiantes en Oxford, las películas como "el hombre que conocía el infinito" o "Testamento de Juventud". Con ese entorno de fondo, comprendes que aún hay estudiantes que cursan estudios en universidades que no son mixtas, que aunque no tengas mucho dinero, si eres buen estudiantes, te pueden pagar una beca y encender la chimenea cuando vienen amigos a tu habitación.  Que sueles estar atendido por un sirviente, quien recoge tu cena, prepara tu habitación y puede charlar contigo sobre cosas intranscendentes.

Resultado de imagen de kathleen christopher morleyViendo que nuestros protagonistas no escatiman en suministros varios para cuando invitan a sus amigos a ese refugio intelectual, que en ocasiones se vuelve absorbente,...allí, entre las paredes de las habitaciones de mentes privilegiadas que leen, escuchan música, discrepan en acaloradas conversaciones, ahí...en ese ambiente, se fragua este libro. Y un grupo de estos amigos de Oxford, se reúne de cuando en cuando, bajo el nombre de los Escorpiones, para dar vida a un posible libro que quieren escribir entre todos. Así, después de una vacaciones navideñas, todos se encuentran en esa habitación con chimenea y hablan del principio de un capítulo. El encargado de presentarlo es un jovén estudiante, con pocos ingresos, proveniente de una familia humilde, pero que ha querido agasajar a sus amigos con una merienda cena, que ya verá como pagarla en el futuro. Dado que tampoco tuvo mucho tiempo para idear una historia, utiliza una situación que vivió durante esas vacaciones navideñas, para que sirva de enlace con el primer capítulo del libro. De manera, que nuestro amigo, una tarde de esas invernales, se acercó a Blackwell's (librería muy conocida en Oxford, y que hoy en día sigue en pie,...allí iban también Tolkien y C.S. Lewis, y Dorothy Sayers...y...muchos más, a adquirir libros),...pues allí, se encuentra en uno de los estantes, con una carta olvidada dirigida a una persona llamada Joe, y escrita por Kathleen...

Blackwells 2014. 
"Teniendo todas las vacaciones para trabajar en el capítulo, naturalmente no hice nada hasta esta tarde a la hora del té. No se me había ocurrido nada hasta ayer. Ayer sobre las cuatro de la tarde iba yo dando un paseo por Broad Street, desesperado. Ya se sabe que cuando hay pendiente una tarea difícil uno se agarra a cualquier pretexto para posponerla. Me detuve en Blackwell's para buscar un libro. En un rincón de la tienda, encima de una fila de volúmenes, encontré esto. -Para sorpresa de todos sacó  de un bolsillo una hoja doble de cuaderno y la sostuvo en alto-: Era una carta, evidentemente escrita por alguna joven a un alumno de la universidad. Al encontrarla allí, olvidada e indefensa, no pude resistirme a  leerla.  Era una carta encantadora, no demasiado intima y sí llena de una deliciosa y virginal timidez y reserva. Entonces se me ocurrió una gran idea. ¿Por qué no tomar a las personas de la carta y utilizarlas como personajes de nuestra historia?"

Nuestros amigos, emprenderán un viaje de lo más divertido imaginando el elenco de personajes que forman la carta...incluidos quien escribe y a quien va dirigida. No puedo desvelar más.

Es un libro agradable, bien escrito, que nada tiene que ver con los anteriores escritos por el mismo autor, pero que te deja con una sensación muy agradable. Lo mejor es viajar a Oxford,...sentir que eres una de esas estudiantes que visitan las estancias de otras personas y que imaginan un mundo lleno de oportunidades. Es cierto que las mujeres aún no gozaban de las mismas oportunidades académicas, pero era cuando comenzaban existir esos cambios y este libro, habla de ellos.

Es un libro inteligente, que es de agradable lectura para las tardes de Otoño,...parece ser que el escritor, vivió una experiencia similar, o así se deja entrever en su biografía. Ya que, Morley vivió en una etapa de su vida en Oxford como estudiante de historia. Y uno de los protagonistas del libro es un estudiante americano...como quizá lo fue él en aquella época. Le imagino yendo en bici por las calles y tal vez cruzándose con un jovencísimo Tolkien, quien tal vez, iba con prisa para reunirse con sus amigos...al Club de Té (TBCS) trasladado desde Birmingham hasta esta ciudad universitaria...y quizá quedarían en un pub diferente al que luego acudiría con sus amigos Los Inklings.

Mientras escribo esta entrada, ha llegado el cartero, y he ido rauda y veloz a ver qué había en el buzón. En parte por temor a que se llenara de agua...no para de llover y el buzón esta a las afueras. Mi emoción ha sido enorme al ver que ha llegado ya la nueva Persephone Biannually, y en su interior, el marca páginas de uno de sus últimos libros editados. Hoy me dedicaré a leerla...mientras recuerdo que Nicola Beauman, estaba escribiendo uno de los apartados de esta revista cuando entré un miércoles en su librería. Tuve la audacia de mirar lo que escribía en el ordenador. Me quedé con el título que sobresalía: "A Sufraget Memoir", y aquí lo he encontrado...esta tarde, daré cuenta de él, con mucho interés. Es bonito ver como los instantes se pueden entremezclar y el tiempo a veces, se convierte en el escenario de lo que acontece...Es como vivir dentro de varias historias, tal y como sucede con "Las Horas"...Cuando se desmenuzan los minutos y aparece lo que fue...lo que será y lo que es en un mismo conjunto...

Qué disfrutéis de un precioso día de Otoño....
(Fotos mías, menos las de la película de Testament of Youth,  la portada del libro y el grabado de Oxford).

sábado, 22 de octubre de 2016

Te dejé ir, Clare Mackintosh

Siempre que hago un viaje en coche y paro a echar gasolina,... no puedo evitar echar un vistazo a los libros que tienen. Y alguna que otra vez, alguno de ellos, termina viajando conmigo. Suelen ser libros de entretenimiento, lecturas ligeras, con poco más que decir que el rato que pasas  leyéndolo.


Y así fue con Te dejé ir. Lo vi en la mesa de libros de la tienda, con muchos otros de amor romántico, pero este parecía distinto, con su portada en verde, y la polilla que quería salir por la ventana...el contenido que transmitía  la contraportada, me dijo que podríamos pasar algunas horas juntos tomando té y viajando con la protagonista al mar galés. Un libro de investigación policial, de intriga,...que te lleva a sentir lo mismo que los protagonistas. Sin embargo, he de decir, que a pesar de que tuve que terminarlo para saber cómo acababa, el libro se me hacía demasiado inverosimil, especialmente en algunos puntos. Esta escrito para llevarlo a la pantalla pequeña y creo que en breve podría ocurrir. No al gran cine, pero si a las películas de media tarde. 
Es un libro  al que dejaré ir,...que permaneció conmigo y que formó parte del momento que vivía cuando lo leí, especialmente, en el viaje de regreso que hice. Ahora, pasados unos días, reconozco que fue una lectura de "deposito de gasolina". Nadie echa de menos la gasolina que echó tal día y recuerda con exactitud el viaje que le permitió hacer. Este libro me llevó al mar, a las tazas de té sin terminar...y a lo inesperado... si, hay un momento que te sorprende, que la historia da un giro insospechado y eso es lo mejor.


Gales...nuestra protagonista, escribía palabras en la
arena de la playa...y las fotografiaba...
También hay partes muy bien escritas, donde disfrutas de llevarlo contigo a los miles de rincones que hay en tu vida diaria: las esperas de autobús, los días que puedes leer desayunando, las noches de infusión y chocolate...en fin...ahí estábamos el libro y yo, y entremedias, unos cuantos protagonistas que alternan para hablar en primera y tercera persona. Formas de ser dentro de la etiqueta del policía o de la victima, historias que se desenlazan poco a poco y en la que sospechas el peor de los finales, pero que incomprensiblemente, en el último momento, todo empieza a encajar...Echaba de menos a la Jessica Flecher de las tardes, en "se ha escrito un crimen",... me habría encantado encontrarme con un personaje así dentro del libro...y no con los incompetentes policías con los que hay más de lo mismo, y que no saben resolver una investigación, a pesar de que se queden horas extras. olvidan preguntas como: ¿Y el padre del menor? ¿Apellidos de soltera? etc...  Aquí el malo es malísimo...sin remisión. Y ahora, hay un SPOILER, como en "durmiendo con su enemigo". Casi parece una historia copiada de esa película, cambiando escenarios y dando un giro distinto a la historia,  porque si no sería igualita.


Así imagino la casa en la que vivió la protagonista
En al costa de Gales.
He leído maravillas del libro, quizá por ese momento en el que la historia da un salto abismal, y la verdad, que reconozco que ese momento es muy bueno y está bien escrito. Sin embargo, lo demás, suena demasiado a algo visto. Me habría gustado que mantuviese la intriga, si pero con menos detalles en los momentos escabrosos, y más inteligencia a la hora de investigar.


Clare Mackintosh, tiene algunas experiencias que la acercan a lo que escribe. Ella fue policía, y conoce bien como funciona una investigación y los muchos errores pequeños que pueden producirse...además de los pocos medios con los que a veces cuenta la policía. Si que es cierto que es un trabajo que abarca muchas experiencias y en el que se tiene que delegar a otros compañeros que no siempre hacen el trabajo del modo que imaginas...eso mezclado con vivencias personales, han hecho un poco de hilo conductor de la historia. Las pegas que le pongo es que conociendo bien todo ese medio, se queda en la vida personal de los policías, y de lo expuestos que están a otras emociones que nada tienen que ver con su trabajo. Como digo, me quedo con Jessica Flecher, una mujer que aunque mezcle algo de su vida personal, no la impide ser una investigadora nata.




Bueno, como dice la autora al final del libro, agradezco  las miles de tazas de té que me trajeron mientras lo leía... (ella dice, mientras escribía) y siento que no haya puntos de gasolina en las que ponga, "deja un libro y coge otro", porque finalmente este libro volará a otras mentes, y pensamientos y se quedará un rato a vivir en otras casas...como esa polilla que aparece en la portada y a la que cuando le abres la ventana sale para visitar otras vidas.


Llueve, y parece que no dejará de hacerlo en varios días. Siento que la tierra lo necesita, de hecho ya tengo hiervas que nacen de nuevo...ahora son suaves y están en proceso de crecimiento...salen verdes para después taparse con las hojas que caen de los árboles. ¡¡Qué bellos colores nos deja el Otoño!! Qué disfrutes de muchas lecturas y del olor a tierra mojada que se queda en el ambiente.