El proposito de este blog es compartir impresiones acerca de libros, películas, té...con las personas que lo deseen



miércoles, 17 de febrero de 2016

Etty Hillesum...una voz...palabras inacabadas

Esther, Etty, es una mujer increíble. Llena de fuerza interior, dinamismo, equilibrio, paz, amor...Es una mujer profunda...judía, sin escrúpulos para decir la verdad y posicionarse abiertamente. Sin miedo...ese que aparece y nos paraliza y no permite que salga lo mejor de nosotros...Ella es la mujer que se encuentra consigo misma y es capaz de aceptar su entono hostil y difícil, lleno de contrasentidos.  Ella te muestra que no elegimos el tiempo que vamos a vivir, pero sí cómo vivirlo...

¿Cómo fue que conocía a Etty Hillesum? Pues sucedió del modo más inesperado. Ya guardaba en mi cuaderno alguna de sus frases, sin saber quién era (soy "captadora" de frases....creo que quienes escribís lo entendéis perfectamente)...pero fue a través de Persephone books,..cuando me di cuenta de quien era Etty. Ella es el número cinco de los libros publicados por Persephone, es el diario inacabado de Esther. Decida, lo adquirí por correo. El día que lo vi llegar, a pesar de que iba acompañado de otra lectura, no pude evitar echarle un vistazo y dejar que ese día Etty y yo nos dispusiéramos a tomar té juntas. Sin embargo, mi inglés aún necesita refinamiento y busqué su obra en español. Tampoco hubo problema. La librería me lo encargo y a los pocos días estaba conmigo. Aún lo estoy leyendo.
¿Y quién es Etty? Sin duda una mujer audaz y valiente, que vivió el holocausto judío. Ella era de las que podría haberse salvado, la que tenía salvoconductos,... la que podría haber escapado de un sufrimiento sin sentido...pero ella decidió quedarse. Correr la misma suerte que a quienes perseguían por una creencia. Fue consciente de que querían que una forma de pensar y creer fuese exterminada...

Mientras yo devoraba el té, Etty se encendió un cigarro y me contó como parte de su vida se vio suspendida. Ella, dice sentirse una mujer más mayor de lo que es...Y sin duda, a través de las palabras inacabadas soy consciente de lo que quiere decir.
Mujer de mirada inteligente, intrigante...y al mismo tiempo, soñadora...Dirige sus ojos a la estantería  de libros que nos rodea, y me sonríe...su vida estuvo repleta de ellos...Se licenció en derecho y en lenguas eslavas. Habría seguido estudiando, me dice, mientras sorbe el té (es más de café, pero hoy ha cedido...), y se lleva las manos al calor de la taza...la psicología me fascinaba cuando conocí a S. (uno de sus amantes más influyentes). Sin embargo, comenzó el caos,... la Segunda Guerra Mundial. Al principio, me sentía algo ajena a lo que sucedía. Mis creencias habían dado un giro diferente, pero cuando más ausente de privilegios y cuanto más veía el sufrimiento ajeno...más me interesaba saber más...y sentirme útil...aunque solo fuera aceptando lo que querían para nosotros. 

Escucharla es maravilloso, y también lo son sus silencios...

Me pregunta...¿Crees en Dios? Sabes, yo antes no creía...pero fue a partir de S. de escribir en el Diario, y de observar lo que me rodeaba para saber que existía. 

Etty tuvo muchas etapas en su crecimiento personal. Primeramente no tenía creencias, o estaban dormidas. Era judía por ascendencia, pero no era muy practicante. Vivía con un hombre mayor, a quien quería, y fue amante de un hombre casado. Casi siempre coincidía que eran mentores.

Me mira, y con pocas palabras, me explica lo importante que es estar por encima de ese amor que no entendemos, que nos parece complejo. Ella fue fiel a dos hombre al mismo tiempo. Esto la hizo preguntarse por el matrimonio,...y más tarde por afianzarse en un tipo de amor que no exigía ese "algo" de forzado, que a veces se producen en los contactos personales (Abril, 1942).
En sus días, nombra mucho a Rilke. Sin él su vida sería diferente...para ella es imprescindible.

Después de pasar un rato tan intenso por el contenido de sus palabras, me cuenta sus secretos, donde le gustaba pasar ratos leyendo oculta de las miradas, y curiosamente, uno de los lugares escogidos, era el cuarto de baño. Allí leía una novela de Grete Von Urbanitzky, o incluso escribía parte de sus diarios.

"11 de Julio de 1942, Sábado por la mañana...

Me pregunto qué haría realmente si tuviera en mi bolsillo la carta con el llamamiento para ir a Alemania y tuviera que partir dentro de una semana. Imagínate que la carta llegara mañana, ¿qué harías? En un primer instante no diría nada a nadie. Me retiraría al rincón más silencioso de la casa y reuniría todas mis fuerzas físicas y espirituales. Me cortaría el pelo y tiraría mi pintalabios. Intentaría leer esa misma semana las cartas de Rilke (---). Claro que intentaría visitar a mis padres y les contaría muchas cosas sobre mí, muchas cosas reconfortantes (...). Intentaría conseguir una mochila y llevarme conmigo sólo lo estrictamente necesario, pero tendría que ser todo de buena calidad. Me llevaría la Biblia, y espero que los dos pequeños volúmenes, Cartas a un joven poeta y el Libro de las horas, también pueden encontrar sitio en un rincón de la mochila. No me llevaría fotos de mis seres queridos, sino que guardaría las imágenes de sus caras y de sus gestos en los rincones más secretos de mi interior, para que así siempre estén conmigo. (...) Mi corazón ya está practicando para seguir adelante incluso cuando me hayan separado de todas aquellas personas sin cuya presencia estaba convencida de no ser capaz de vivir. (...)
Los caminos reales de unión, de persa a persona, existen, en este muno salvajemente desordenado, sólo interiormente. Exteriormente uno está fragmentado, y los caminos que van del uno al otro están sepultados bajo escombros, por lo que a mundo no se encuentra el camino del uno hacia el otro. Sólo en el interior es posible todavía un contacto ininterrumpido y una pervivencia conjunta, y ¿no queda siempre la esperanza de reencontrares alguna vez, a pesar de todo, en esta tierra?"

Aquí me imagino a Etty marchándose...Tomé esta foto
cuando estuve en Auschwitz
Reescribiría palabra a palabra, como ella en su día mecanografiaba nombres y datos..., pero es mejor que en algún momento, esa vida inacabada llegue a vuestras manos, a vuestros ojos...
Como curiosidad, Benedicto XVI, fue una de las mujeres que nombró en su audiencia de los miércoles, después de haber decidido renunciar.


Vistas desde la casa de Etty, en Amsterdam.
Foto de Persephone Books.
Si paseáis por Londres estos días, podríais acercaros a Russell Square. Allí hay una biblioteca dedicada al Holocausto y esta tarde de miércoles, mientras escribo, habrá una representación sobre la vida de Etty, que desgraciadamente me perderé.
Me pregunto si Etty y Anne Frank se conocieron...si cruzaron sus miradas en algún momento. Etty formaba parte del Consejo Cultural del Consejo judío, ella iba y venía de un campo de concentración en tránsito...en ayuda a los deportados. Su trabajo era de mecanógrafa y.... lo odiaba...de algún modo observaba las clases sociales, que se distribuían entre un pueblo al que querían exterminar. Eligió formar parte de la "masa" de los judíos que no tenían escapatoria. Murió en Austwitz, según la Cruz Roja un 30 de Noviembre de 1943.
Mientras me despido de ella, y veo como se alejarse con su mochila, quizá una de las que vi aquél lugar que se despidió de tantas personas.

                       "Una quisiera ser un  bálsamo derramado sobre tantas heridas".

21 comentarios:

  1. Uf María. Hermoso. Esther, Ettie, es una mujer maravillosa y desde luego, valiente donde las haya. Te digo que no había oído hablar de ella, pero al leer tu entrada, para mí, era como estar ahí, junto a ella y junto a ti, tomando esa taza de te. Al leer sus palabras he llorado. Sin más. Tal vez por lo que dice, o quizás, por lo que calla. Una vez más, gracias por compartirlo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Margarita, por tan bonito comentario...Etty ha sido un descubrimiento muy reciente, y aún estoy leyendo su diario inacabado. Es muy intensa, y al mismo tiempo realista. Pero no por ello deja de tener sentido del humor. Supo sacarle el jugo a la vida del mejor modo posible. Si tienes tiempo, echa un vistazo a sus palabras...es maravillosa!!
      ¡¡Un abrazo gigante!!

      Eliminar
  2. Me encanta leer tu blog ya que es muy acogedor. Esta entrada me ha descubierto a una mujer que no conocía y he disfrutado muchísimo leyéndola. Gracias por descubrirmela.

    Por cierto, te he nominado a un Liebster Award. Si estás interesada pásate por mi blog :)

    ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Laura por tus palabras. Tengo muchas ganas de ver tu blog. Lo único decirte, que no te ofendas, aunque agradezco todos los premios que he ido recibiendo, no sé recogerlos. Un abrazo muy grande

      Eliminar
  3. Oye, me ha encantado la entrada, toca investigar fijo. Magnífica, de verdad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras Leo, te lo aseguro, no tiene desperdicio. Si puedes hacerte con un ejemplar, es muy recomendable. Resulta algo caro, pero merece la pena.
      Besos

      Eliminar
  4. La historia de esta mujer es impresionante. Hablamos mucho de solidaridad, pero llegados a ese punto, en el que toca decidir entre la propia vida u optar por seguir el camino de los tuyos... es de gran altura y autenticidad, aunque también encierra un inmenso drama humano. Creo que merece la pena ahondar en biografías así. La última frase me parece que es para enmarcar, y más viniendo de alguien que viendo ese dolor a su alrededor no ha huido, ha mantenido la entereza y ha sufrido esas mismas heridas. Ha optado por ser bálsamo-acompañamiento.
    Cómo habrán vivido y vivirán aún hoy tantas almas sensibles ante el injustificable horror que las rodea... Ojalá nunca más ocurriesen cosas así.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thornton, si, es una mujer que te deja sin palabras. Y estoy contigo en eso de enmarcar esa última frase. Quizá se lo proponga a mi compañero de viaje, si le parece bien, lo mismo se queda por casa en algún rincón.
      Etty es un alma sensible, que acepta el dolor como parte de la vida, sin intentar escurrirse,...es Valiente con mayúscula y tiene su fuerza en el Amor interior que la posee. Ojalá estos momentos tan duros, no tuvieran tanto protagonismo,...es decir, ojalá no existieran,...porque aunque este fue uno de los mayores holocaustos de la historia, aún creo que hay información que no tenemos...el mundo sigue haciendo daño, sigue queriendo exterminar a otro alguien desde el momento en que no es aceptado tal y como es. En fin...esto da para hablar muchísimo...
      Abrazo,

      Eliminar
  5. Un descubrimiento en este post. Voy a ver qué más a hay por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jordim, espero que disfrutes leyendo.

      Eliminar
  6. Un gran descubrimiento, María. No conocía a Etty Hillesum pero su nombre me lo llevo bien guardado, los testimonios de personas que vivieron la persecución racista que acabó con la vida de uno de cada dos judíos en Europa, son imprescindibles para reflexionar sobre lo ocurrido.
    He contribuido en una propuesta de micromecenazgo para conseguir la financiación necesaria para que se pueda publicar el testimonio de Nico Rost, Goethe en Dachau. Así que ya ves cuanto me interesan.

    Esos diálogos que estableces con tus lecturas son muy bellos.

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Utopía, qué interesante lo que cuentas sobre Nico Rost. Desde luego, la memoria del histórica no se debe de perder y leyéndo libros, diarios, acontecimientos del pasado...es la única forma que tendremos de aprender. También lo es leer fuentes de sabiduría como Rilkie o Thoreau,...personas que buscaban la paz...desde otros rincones distintos...desde el crecimiento personal.
      Etty Hillesum creo de verdad, que te gustará. Si algún día os encontráis os vais a disfrutar mucho.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  7. Querida María, venía un poco como de puntillas por el tiempo que he dejado que transcurriera sin venir. Pero enseguida me he sentido como si nunca me hubiera ido, dejé un trocito de mí para seguir viajando en tu mochila y curiosear entre tus libros y cuadernos y he llevado siempre conmigo un trocito muy bello de aquí. Tu rincón al instante parece recibirte con agrado y enseguida ya tienes una taza de fragante té aguardàndote. Es un placer estar aquí.

    Tomo nota de esta interesante y valiente mujer. Me identifico con ella en sus dudas sobre Dios , en su costumbre de escribir en diarios y en su amor por los libros. Tiene todos los ingredientes para que me guste mucho y para que me indigne de nuevo por tanto dolor infringido a tantos inocentes. A Rilke hace siglos que tengo pendiente leerlo en profundidad...

    Preciosa entrada como siempre. Te envié un correo y te digo que sigo teniendo la misma sensación al venir aquí y que no voy a dejar que se vuelva a disipar. Un abrazo chillao! Y te dejo de nuevo entre buenas lecturas.

    ResponderEliminar
  8. Querida María, venía un poco como de puntillas por el tiempo que he dejado que transcurriera sin venir. Pero enseguida me he sentido como si nunca me hubiera ido, dejé un trocito de mí para seguir viajando en tu mochila y curiosear entre tus libros y cuadernos y he llevado siempre conmigo un trocito muy bello de aquí. Tu rincón al instante parece recibirte con agrado y enseguida ya tienes una taza de fragante té aguardàndote. Es un placer estar aquí.

    Tomo nota de esta interesante y valiente mujer. Me identifico con ella en sus dudas sobre Dios , en su costumbre de escribir en diarios y en su amor por los libros. Tiene todos los ingredientes para que me guste mucho y para que me indigne de nuevo por tanto dolor infringido a tantos inocentes. A Rilke hace siglos que tengo pendiente leerlo en profundidad...

    Preciosa entrada como siempre. Te envié un correo y te digo que sigo teniendo la misma sensación al venir aquí y que no voy a dejar que se vuelva a disipar. Un abrazo chillao! Y te dejo de nuevo entre buenas lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, ¡¡qué alegría verte por aquí!! Este es un libro tan autentico que te deja sin aliento. Seguirla al principio es complicado, por eso está bien conocerla un poco antes, a grandes rasgos...la intimidad viene luego, cuando lees el diario, o las cartas que hay publicadas.
      Gracias por venir, tengo muchas ganas de leerte de nuevo, todo lo que has escrito y ya he leído tu email. En breve te leeré y comentaré.
      Un abrazo muy chillao, que echaba ya de menos, y te devolveré el correo...no sabes la ilusión que me hizo recibirlo.

      Eliminar
  9. Hola.

    He llegado aquí desde el Blog de Patricia.

    Me gusta mucho la foto de la biblioteca que hay en la cabecera de tu Blog. :)

    Y lo que pone debajo de la foto, sobre el proposito de tu Blog. Ya que es el mismo proposito que el mio. :)

    https://lamascaradelahechicera.wordpress.com/

    Intentare pasarme por aquí siempre que tenga tiempo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Georgina, gracias por venir. Me apunto tu espacio, para verlo pronto, con taza humeante de té. Quienes paseamos por estos mundos, solemos ser parecidas...me alegra saber que te identificas con parte de lo que escribo por aquí, en concreto esa frase de debajo del propósito de este blog. Ya llevo siete años con la misma...
      Saludos y ven cuando quieras.

      Eliminar
  10. hola. nos conmueves con cada reseñas, eres muy especial y tienes un alma bella. gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Buho...tengo pendiente una larga visita por vuestro espacio. Besos

      Eliminar
  11. Hola! Cuál de los libros que hay de ella me recomiendas? Porque he visto que está su diario y hay otros... Me puedes recomendar porfa? Gracias��������

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, hay varios libros de ella. No he leído todos para decir cual puede ser el más conveniente. Tal vez su diario...es una buena opción. Está escrito por ella...sin otras voces y palabras que no sean pensadas por sí misma. Creo que esa sería la mejor opción.
      Espero haberte ayudado...aunque sean 25 días más tarde desde que escribiste.
      Un saludo y feliz verano.

      Eliminar